Ser Selección Colombia de Patinaje de Carreras: Un Sueño que Cuesta

Jun 14, 2018   //   by lyda.avila   //   noticias  //  No Comments

El patinaje de carreras es un deporte que genera una pasión sin límite: ¡Uno se enamora perdidamente del patinaje de velocidad! Estas pasiones se conjugan y charlan en el borde de una pista mientras ven pasar sueños sobre ruedas con dedicación y empeño. El sueño es vestirse con los colores de la Selección Colombia. El sueño es bañarse de gloria, conquistar el oro del pódium mundial y dejarse abrazar por la tricolor nacional para la foto de la Federación Colombiana de Patinaje.

En una de esas charlas de pista un entrenador con experiencia llevando a sus deportistas a Selección Colombia me dijo: ¿Por qué no escribes un artículo sobre cuánto cuesta llevar un deportista a Selección? No hablaba del costo físico, emocional o del nivel de frustración al que llegan algunos. Se refería a matemáticas puras: sume, reste, multiplique y divida para saber cuánto invierte una familia normalita en un deportista que pretende llegar a Selección Colombia: ¡A cumplir un sueño!

Comencemos por ignorar completamente los costos que se asumen de forma personal, sin apoyos, sin  ayudas, sin financiación de ligas o entidades deportivas: Cuando una familia decide que su hijo va a practicar un deporte y se inclinan por el patinaje, desde ese momento y hasta por lo menos 10 años dedicados 100% al patinaje todos los costos: licras, uniformes, patines, ruedas, mensualidades y campeonatos locales o nacionales corren por cuenta de cada familia. No hemos tenido en cuenta esa inversión cuyo monto varía de acuerdo a la edad a la que el patinador comenzó su vida deportiva en el patinaje.

Con esto en mente pasemos a un proceso mínimo de un año de competencias para poder puntuar y estar en la élite del patinaje de velocidad convocada al Selectivo que determina quiénes conformarán la Selección Colombia de ese año.

Para llegar a ese selectivo mensualmente se necesita:

  1. Pagar la mensualidad del club: Pague en promedio $170.000COP. Eso en algunos clubes incluye el gimnasio. Si ese costo no incluye gimnasio, hay que sumar ese costo que depende del tipo de gimnasio al que se asista.
  2. Ruedas: depende que tan aterrizado sea su entrenador y la superficie de la pista donde entrenen, le pueden a pedir dos juegos de ruedas por mes: uno de pista y uno de ruta: $760.000
  3. Un deportista de alto rendimiento necesita una nutrición especial, come más y come mejor. Eso puede costar al rededor de: $1’000.000
  4. En suplementos y complementos alimenticios, para compensar el desgaste que tienen entrenar en alto rendimiento, se pueden gastar mínimo $150.000COP. Todo dependerá de la creatividad del entrenador, el deportólogo y el deportista.
  5. Aquí no se suman las ‘ayudas ergogénicas’ para mejorar el rendimiento deportivo que viven en esa delgada línea entre lo permitido, saludable o legal y que varían en precio de acuerdo a la calidad y por supuesto no se tiene en cuenta el costo a futuro del transplante de hígado o riñón por andar consumiendo sustancias desconocidas o en dosis no controladas.
    Muchos las usan, hay que sumarlas.
  6. Las visitas al deportólogo: mínimo $100.000 por consulta

Mensualmente tendríamos un total de 2’180.000 COP (más las extricas). Un promedio de dinero dedicado exclusivamente al deportista patinador. Al año y eso sin exageraciones el sueño suma: $26’160.000COP. Esto sin tener en cuenta:

  • Si cambio de casco
  • Si estrenó patines
  • Si rompió las licras
  • Si el club sacó otro modelito de uniforme de presentación o toca comprar cortavientos
  • Si le robaron la bici y toca reponerla
  • Si se le rodó un tornillo
  • Si necesita rodamientos (balineras) nuevos
  • Si se pagaron $100.000 por peajes para ir a entrenar en carretera, sin derecho a arepita ni jugo
  • Los taxis cuando hay pico y placa
  • La platica para pagar el parqueadero en la pista del parque
  • Los gastos extra para asistir a departamentales, distritales o campeonatos locales
  • Si hay una lesión: deportólogo + sesiones de terapias
  • La gasolina que se gasta andando para arriba y para abajo acompañando entrenamientos

Usted va sumando kilómetros de entrenamiento, preparación física y eso implica el paso siguiente: Asistir a las Válidas Nacionales convocadas por la Federación Colombiana de Patinaje. Son 6 Nacionales por año en su ciclo para puntuar y estar más cerca de ser convocado al Selectivo rumbo a cumplir su sueño. Para cada Válida usted necesita ir sumando:

  1. La inscripción al Nacional: $59.000COP
  2. 6 días de hotel en promedio: $200.000COP (Y eso en presupuesto barateli y rogando que no confirmen Cartagena, porque es más cara que Miami.)
  3. Transportes: $400.000COP
  4. Alimentación: $150.000COP
  5. Hidratación: $100.000COP
  6. Ruedas: aumentan los días de competencia, aumentan los gastos y el desgaste de equipamiento: Pueden llegar a ser 3 juegos de ruedas: $1’140.000COP
  7. Masajes activantes, recuperantes: $80.000

Así por encimita en cada una de las SEIS Válidas Nacionales se van a invertir $2’129.000. Eso sin pensar:

  • La salidita a conocer la ciudad
  • Un heladito
  • El día que se perdieron y tocó taxi extra
  • Un recuerdito
  • Que un alto porcentaje de deportistas son MENORES DE EDAD y muchos padres viajan con sus hijos: Sume los costos de un adulto o una familia viajando a acompañar al deportista de la casa a cada Válida.
  • Que se regó el agua y tocó comprar más

Al año, la inversión en el sueño de ser Selección Colombia y asistir a los seis Nacionales le cuesta un promedio de $12’774.000COP.

No es un proceso fácil. Los entrenamientos son exigentes y si le ha ido bien el patinador será ‘invitado’ al Campamento que organice la Federación en una ciudad determinada. La invitación además de un honor por estar en el grupo élite, no implica nada más: El eterno bolsillo del patrocinador del patinador: mamá y papá debe sumar al rededor de $4′.000.000COP que se van entre transportes, hospedaje, alimentación, hidratación, ruedas extra y la empacada de la bici para llevarla adonde diga la Federación.

Durante ese año seguramente habrá un Interligas y un intecolegiado. Sume los gastos de asistir a los campeonatos para clasificar a esos eventos: ruedas, hidratación, transportes y gastos adicionales. Luego de la felicidad por ser ganarse su cupo en la selección local, no se haga ilusiones. Esos costos también los tienen que asumir los padres del patinador. La Liga de Patinaje de Bogotá, la más grande del planeta, es solo un ejemplo a tener en cuenta:

  • No es seguro que les den uniformes: ¡Deben pedirlos prestados!
  • Si les dan tenis, es posible que no sean la talla del deportista, pero que les exigen que compre X modelo para estar uniformados.
  • No les van a dar uniformes de presentación: compre pantaloneticas negras para que no se vean tan mal frente a otras delegaciones y hagan vaca entre padres para mandar a hacer unas camiseticas.
  • Máximo y eso rogando les darán un juego de ruedas para competencias de una semana, en donde mínimo el patinador tendrá que asumir comprar 2 juegos más.
  • No les dan hidratación: El gasto es personal
  • Los mandan a Cartagena en bus: Si no quieren desgastarse en ese viaje: se asumen los costos de los pasajes en avión.
  • No hay viáticos
  • Todos los gastos son responsabilidad del deportista
  • ***Otras Ligas y otros Institutos de deportes de los departamentos tienen programas de apoyo que contrastan con la Liga bogotana y el IDRD.

La ilusión de muchos una vez participan en el Interligas es el apoyo que recibe un deportista por representar su región. En Bogotá solo si usted gana un oro en Interligas va a recibir un apoyo mensual de cerca a $200.000COP. Usted pone en la balanza los gastos mensuales que se asumen para cumplir un sueño y el apoyo por traerle oros a la ciudad que se representa. La suma simplemente: ¡No da!

Este ha sido un año fantástico, se sumaron los puntos, se hizo la tarea: ¡Llega el tiempo de revisar la Resolución de Fedepatín con la lista de convocados al Selectivo! Entonces se suman más o menos $3’000.000COP, que incluyen inscripción, alimentación, hospedaje, transporte y tantas ruedas como el bolsillo del patrocinador (mamá-papá) aguante.

En un año, cumpliendo con los requisitos del club, asumiendo gastos extra para llegar a los entrenamientos de alto rendimiento en horarios imposibles para estudiantes o padres que trabajen, se asiste a las seis Válidas y al Selectivo. En promedio, sin sumar cositas extras que salen en el camino del sueño de ser parte de la Selección Colombia de Patinaje de Carreras, en promedio los costos pasan los 50’000.000COP. Sí. Leyó bien: CINCUENTA MILLONES DE PESOS mal sumados. Porque la cuenta pasa por ahí.

El deportista hizo su parte. Su familia le ha patrocinado cada paso de su sueño durante un año. ¿Cuántas años ha intentado entrar en la  Selección Colombia de Patinaje de Carreras? ¿Cuántos años se ha mantenido siendo parte de la Selección? Sume entonces cada año de apostar y no llegar, o de estar y mantenerse.

¡Ya se es parte de la selección! Pero el sueño no se ha cumplido. Falta llegar al mundial. Se celebra y se va a la concentración. Siga sumando:

  • Transportes para llegar a la ciudad de convocatoria
  • 2 juegos de ruedas semanales por dos meses de concentración
  • Suplementos
  • Hidratación
  • Las rueditas con las que va a correr en el mundial
  • Gastos de estar lejos de casa
  • Viajar a Válidas Nacionales durante ese tiempo de concentración es un gasto personal, aunque sean ya parte de la Selección
  • No hay viáticos (para deportistas). Los gastos del mundial de Holanda serán en euros (2018) y los asume el deportista.

Tenga claro que quienes están en Selección Colombia no reciben ningún tipo de ayuda económica de la Federación Colombiana de Patinaje. Si le dijeron que había un sueldo por ser Selección, ¡aterrice! No llueven patrocinios, los gastos como deportista siguen siendo personales. Le dan lo mínimo: comida, dormida y transporte para ir a los entrenos. El honor de ser Selección cuesta y el deportista y su familia pagan por tener ese orgullo de representar a Colombia a nivel internacional.

Entonces, a los 50 millones invertidos en un año de competencias, usted debe sumar unos $15’000.000 millones de la recta final, una vez se llega a Selección Colombia.

Por supuesto dependiendo de la Liga, el instituto de deportes de la región, del deportista y de la suerte que se tenga, cada uno esos gastos aumentan o disminuyen.

Ser Selección Colombia de Patinaje de Carreras es un sueño que cuesta. Ser Selección y representar al país a nivel internacional es un orgullo que pocos pueden pagar. La falta de recursos deja a muchos valientes y talentosos patinadores por el camino porque ‘ser bueno’ no es lo único que cuenta y lo económico marca una diferencia. Si además se tiene en cuenta que una vez clasificado a Selección, por criterio técnico el patinador se puede quedar en la banca, y no competir, ese sueño no se completó. Se hizo el gasto, se cumplió, pero no fue suficiente: se fue al mundial de turismo desde la banca o se corrió máximo un relevo.

‘Chapeu’ para cada miembro de la Selección Colombia de Patinaje de Carreras que nos llenan el corazón de emoción y cuya pasión por este amado deporte no tiene límites.

Gracias a la colaboración de Yolanda Quiceno y Jose Granados: padres de un patinador de verdad a quien patrocinan con todo el corazón. Números reales que se aprenden de campeonato en campeonato.

Leave a comment