Bogotá Tercero en el Interligas 2016

Jun 16, 2016   //   by lyda.avila   //   noticias  //  No Comments
Foto original: Fedepatín

Foto original: Fedepatín

La Selección Bogotá de Patinaje de Carreras superó más de un obstáculo para llegar a Guadalajara de Buga: Falta de apoyo, negligencia al parecer del IDRD que no reservó hoteles, ni pasajes y fueron una de las últimas delegaciones en llegar al Interligas.

A esto se sumó una serie de caídas fuertes/graves que los dejaron sin algunos de sus más experimentados patinadores: Valeria Neira, Mateo Rico y Camilo Orjuela. ¡Y hasta una apendicitis de David Morales que regresó con la Selección pero en Silla de Ruedas!

Estos tropiezos no impidieron que los bogotanos se quedaran con el tercer lugar del Interligas 2016. ¡Un gran trabajo de los patinadores bogotanos! Deportistas y talento siempre ha habido, ¡apoyo es lo que no les llega!

Las estrellas sin ninguna duda fueron los Prejuveniles. Una nueva generación de patinadores muestra diferentes procesos que se han llevado en clubes de Bogotá: Gabriela Rueda y Valentina Moreno que en la actualidad compiten por Tequendama quizás el club de patinaje más grande del planeta, marcaron la pauta de los oros tanto en las pruebas de velocidad como en las de fondo. ¡Estas patinadoras brillaron en la pista, con poder, decisión, ganas y actitud de campeonas! Su entrenador Anwar Cárdenas, cabeza del Club Tequendama confió en la capacidad de sus patinadoras y estas supieron responder. Astucia y experiencia describen al entrenador Cárdenas.

Foto original: Fedepatín

Foto original: Fedepatín

El otro prejuvenil que se la jugó y le aportó 2 oros, 2 platas y tres bronces a Bogotá fue Andrés Bello. Un muchacho que vemos rodar tanto en el Velódromo 1ro de Mayo como en el Parque el Jazmín. Mostró temple porque ni las caídas lograron moverlo del pódium. Es un atleta nato y uno de esos patinadores que se viene formando en Bogotá y quien desde ya se hizo protagonista, anunciando un gran futuro.

Sus aliados del Club Navajos: Brayam Peña: ¡Reaccionando siempre justo a tiempo, y esperando para aprovechar el momento y colgarse medallas individuales! Junto a David Fernandez de JAF el relevo de prejuveniles se quedó con el bronce tanto en pista como en ruta.

Las combinaciones propuestas por los técnicos con otros patinadores de  prejuvenil lamentablemente no le funcionaron a Bogotá. En algunas de sus estrategias los protagonistas no lograron responder y se perdieron medallas para la ciudad. A veces estas rotaciones para coger medalla, sacrifican oros que la dupla Bello – Peña demostraron estar listos para conseguir.

Foto original Liga de Patinaje de Bogotá

Foto original Liga de Patinaje de Bogotá

¿Y las juveniles?

Una máquina de oros con la combinación perfecta de fondo y velocidad resultó ser María Fernanda Barros. Llegó preparada al interligas donde se colgó 3 oros y una plata. Seria, concentrada y segura. Así se le vio en la pista junto a su compañera Karen Bermudez donde conquistó 3 platas individuales y una plata en los relevos de ruta.

¿Y la velocista? María Camila Rivera demostró que en Bogotá hay velocidad y se colgó un bronce en la CRI. Una hazaña cuando se piensa que muy pocos le han apostado a la velocidad en la capital y que se compite con patinadores bajo la tutela de entrenadores de campeones mundiales en velocidad: ¡Que no están en Bogotá! Muy bien por la niña Rivera que demostró estar dentro de esa élite de velocistas colombianos.

Al mirar a las deportistas Barros y Bermudez se piensa de inmediato en Juan Carlos Baena: Uno de los mejores estrategas del patinaje de carreras en Colombia. Si alguien sabe de estrategia y de cómo correr una prueba es Juan Carlos. Y así lo demuestran sus deportistas y las medallas conquistadas por Bogotá. Una fórmula ya reconocida que estudia al oponente, lo neutraliza y envía ataques cuando toca. ¡El factor sorpresa es un ingrediente que nunca falta y le trajo buenos resultados!

Foto original: Fedepatín

Foto original: Fedepatín

Entre los hombres se destacó David Munevar con un oro y una plata que ayudaron al medallero bogatano.

La combinación de los técnicos para el equipo de fondo juvenil bogotano se hizo con los tres ‘David’: Munevar, Herreño, Reyes. Las cosas les funcionaron para posicionar a Munevar en dos de las pruebas pero no para aumentar el medallero en juvenil varones.

Con base en resultados cabe cuestionarse por qué a uno de los mejores fondistas del Club AVivas y de Bogotá: Daniel Vargas no se le dio la oportunidad en las pruebas de fondo para las que había clasificado, para las que había entrenado y se había mentalizado. ¡Grandes competencias ya se les había visto correr junto a Munevar!

Foto original: del perfil de la patinadora López en Facebook

Foto original: del perfil de la patinadora López en Facebook

¿Y los mayores?

Mayra Alejandra López indudablemente una guerrera y un ejemplo para el patinaje femenino bogotano. Esta patinadora del Club Royal que entrena con Alejandro Saenz y Anderson Castellanos y se aguanta los chistes de entrenamiento de Juan Camilo Espinel demostró que tiene el talante, las ganas, la garra y el fondo.

Medirse a las patinadoras más fuertes de Colombia, las mundialistas con más experiencia en selecciones y en competencias internacionales y colgarse un bronce en la combinada de pista es un ¡logro para celebrar!

Ella es una patinadora bogotana con gran corazón que trae una gran alegría a una categoría que de distrital en distrital parece ‘en vía de extinción’. Las bogotanas que llegan a mayores apostándole al alto rendimiento se cuentan con los dedos: de una mano. La falta de apoyo, las decisiones equivocadas de técnicos y dirigentes históricamente las han alejado del patinaje a edades tempranas. ¡Por eso Mayra Alejandra López merece todo nuestro reconocimiento!

Foto original: Fedepatin

Foto original: Fedepatin

Y por supuesto este artículo no puede terminar sin hablar de Andrés Agudelo, el patinador con más experiencia en Selecciones Bogotá y uno de los únicos bogotanos que corriendo por la capital ha repetido Selecciones Colombia. Agudelo demostró que años de proceso, el apoyo incondicional de su padre don Octavio Agudelo y el respaldo de su familia dan resultados en el largo plazo.

Andrés es un velocista bogotano que en el Interligas se colgó un bronce en los 500m y una plata en la prueba de carriles en ruta. ¡Todavía tiene la chispa para codearse entre mundialistas!

Ver a Bogotá de vuelta entre los tres primeros de Colombia es un gran logro. ¡Pero no se le olvide que esta es la Liga de Patinaje más grande del planeta! ¡Por eso se le exige tanto!

La liga necesita invertir en procesos, en formación, en capacitación de entrenadores para llevarlos realmente al alto rendimiento. ¡Procesos de años que traen vientos de esperanza con los prejuveniles bogotanos!

Foto original: Vallepatín

Foto original: Vallepatín

A Rueda, Bello, Sánchez, Fernandez, Moreno, Camacho, Usme, Peña, Galvis, Morales, Lombana, los Vargas, Rivera, Casagua, los Rico, Mayorga, Bermudez, Herreño, Barrios, Reyes, Neira, Daza, Munevar, Güecha, Agudelo, Cuervo, Delgado, los Gonzalez, Orjuela, López, Ríos, Aldana, Cárdenas, Baena a los incondicionales padres de los muchachos bogotanos: ¡GRACIAS! Sus acciones podrían escribir una nueva historia para el patinaje bogotano: ¡Donde cada decisión cuenta!

PD:

Freddy Alberto Gonzales fue el delegado de los bogotanos. Experiencia tiene para mostrar pues es el delegado de mayores del Club Tequendama el club más grande de Bogotá. Es dedicado, conoce a dirigentes bogotanos, nacionales y a los de la Federación. Sabe lo que hace como delegado + papá y tiene amor por su ciudad. 

Desafortunadamente cometió un error con el deportista Daniel Vargas a quien no se inscribió para la única prueba de fondo que le iban a permitir correr en el Interligas 2016. Los comentarios escalaron a niveles agresivos porque para muchos criticar es atacar. El error del delegado trasciende porque se une a una serie de inconformidades del patinador Vargas a quien no le permitieron correr sus pruebas como fondista y a quien convirtieron en velocista. ¿El reclamo es válido? ¡Por supuesto! Que todo sea responsabilidad de un delegado: ¿Quién ha dicho eso? Es una falla de toda una delegación (la bogotana) que debe atender, estudiar y prevenir para que no se repita en el futuro.

Escuchar las críticas ayuda a crecer y reflexionar sobre los errores que se comenten, permite mejorar y ser más eficiente. Las evaluaciones sobre lo que hizo Bogotá en el Interligas 2016 no pueden cerrarse a, ¡somos terceros, ganamos oros, somos super incluyentes porque dejamos competir chicos de clubes ‘pequeños’! La evaluación debe estudiar los errores que se cometieron, las medallas que se perdieron, la inconformidad que puede quedar en técnicos, deportistas y padres: Porque todos hacen parte de la misma comunidad y del mismo deporte. 

Criticar, cuestionar, es una forma de ejercer la libertad de expresión. Hay que reconocer lo bueno y los avances. ¡Por supuesto! Pero no se mejora si no se atiende la inconformidad, si no se escucha la crítica de sus propios protagonistas y cuando se ve el maltrato y se revictimiza a la víctima, la obliga a callar, la amenaza, le hace matoneo, la ofende, la humilla… la declara persona no grata. 

Hablar y expresar un atropello lo convierte en persona no deseable para una liga, ¿en serio? ¿Será un triunfo para una comunidad que sus muchachos tengan que retirarse del deporte que aman porque el círculo del alto rendimiento tiene un código de silencio implacable? 

Un tin de sentido común, y ponerse en los ‘patines’ del otro. Para no perder talentos. Para trabajar como UNA Liga, para tomar procesos a largo plazo que lleven a la liga de patinaje más grande del planeta a alcanzar el PRIMER lugar en un Interligas… y a tener a más de un bogotano en Selección Colombia.  ¿No le parece? 🙂

Leave a comment