Selección Bogotá 2016: ¡Estancados en la Capital y muy lejos del Interligas!

Jun 3, 2016   //   by lyda.avila   //   noticias  //  1 Comment
Foto original: Freddy Gonzalez Club Tequendama

Foto original: Freddy Gonzalez Club Tequendama

 

El Interligas comienza en dos días: 5 de junio de 2016 y aunque usted no lo crea, la Selección Bogotá de Patinaje de Carreras está en: ¡Bogotá!

La liga de patinaje de carreras más grande del MUNDO tiene a sus deportistas sentados esperando les definan desde los pasajes aéreos (porque si no es por el paro agrario los estarían empacando en algún mochilero) hasta los hoteles y la alimentación pues nadie en la Liga, en el IDRD o en algún ente ‘responsable’ y que de la cara les da razón de cómo los van a llevar a Buga a representar a su ciudad.

Este, que debería ser un artículo hablando de los deportistas que con esfuerzo y dedicación se ganaron su cupo para representar a la capital colombiana, se convirtió en una reseña de la falta de respeto por el deportista:

  1. En teoría viajaban hoy y debían estar en el aeropuerto a las 4am: ¡Los dejaron vestidos y alborotados! Estresados, ansiosos y llenos de ilusiones esperando que quienes administran los dineros públicos les den la importancia que estos jóvenes se merecen y les definan cómo y cuándo van a viajar.
  2. ¿Uniformes? Una lycra para entrenar, tallas que no corresponden y quizás como en años anteriores la permanente exigencia de estar ‘uniformado’ una semana a pesar de no entregarles suficiente ropa para cambio: ¡Para representar a la liga de patinaje más grande del planeta!
  3. ¿Hoteles? No hay disponibilidad y nadie los reservó a tiempo: ¿Y a nadie se le ocurrió confirmar que todo estuviera listo, organizado, programado y esperando a los muchachos?
  4. ¿Alimentación? ¿Hidratación? Ya es tradición que Bogotá llegue al interligas siendo la única ‘carpa’ sin camillas, sin sillas, sin comodidades y sin agua para sus propios deportistas. Aunque este año… ¡Como que ni los deportistas van a llegar!
  5. ¿Ruedas? Por supuesto cada papá debe convertirse en patrocinador de la ciudad para que su hijo vista los colores de Bogotá. Cascos que les quedan grandes: ¡Sin duda por seguridad no los obligarán a usarlos! Porque el sentido común les dirá a entrenadores y dirigentes que en una peligrosa caída de las típicas en patinaje de carreras lo peor que se puede tener es un casco que nos quede grande… ¡porque es talla ‘única’!
  6. La ley del silencio: ¡No se queje! ¡No diga nada! ¡No señale!¡NO diga ni ‘pio’! Porque su hijo puede quedar por fuera de todos los ‘beneficios’ que se reciben al ser deportista de la Liga de Patinaje de Bogotá: ¿Cuáles? El puro honor de vestir los colores de la capital y representar a su ciudad

¿Dónde estará el respeto por deportistas y familias que invierten dinero, tiempo, amor, pasión e ilusión para que sus hijos representen a la ciudad con la Liga más grande de patinaje de carreras en el mundo?

¿Quién pone la cara y se responsabiliza por tener una delegación de 40 personas sentadas esperando para poder ir a competir por Bogotá en un Interligas?

Un viaje para este número de personas no se organiza de la noche a la mañana. Muchachos que han sacrificado estudio, familia y su propia vida personal para entrenar en doble jornada, para cumplir con horarios a veces imposibles no merecen estar sentados esperando ‘que les hagan la caridad’ de conseguirles un viaje a Buga. ¿En dónde los van a hospedar?¿Dónde están los contratos de alimentación para asegurarse que todo ese esfuerzo que dejan en la pista, todo ese sudor, todo ese dolor se recompense con una buena nutrición?

Cuando se deja todo a la improvisación las consecuencias son claras: La selección de patinaje de Bogotá brilla por su ausencia en Buga, mientras otras Ligas le apuestan al oro y le invierten recursos a sus deportistas para llevar un título a sus regiones.

Tantas exigencias que hacen los directivos, los entrenadores, los cuerpos técnicos: ¿No hay que dar para recibir?

Muchachos de la Selección Bogotá (sus padres y familias), desde aquí les enviamos un saludo respetuoso. Sabemos del esfuerzo y la ilusión que ponen en sus entrenamientos. Conocemos los sacrificios que hacen sus familias para enviarlos a cada competencia, a cada campeonato. Ustedes hacen grande el patinaje capitalino y lamentamos de corazón que su Liga, el IDRD, sus dirigentes, sus entrenadores (quienes deben EXIGIR que sus deportistas reciban un trato decoroso) les den este trato humillante a quienes merecen ser tratados como CAMPEONES: Los representantes del patinaje de una liga que en tamaño NO tiene comparación con ninguna en el mundo.

Como ciudadana de Bogotá me siento orgullosa que unos luchadores como ustedes nos representen. Lástima que la ley del silencio forzado les impida ejercer su derecho ciudadano a quejarse, a exigir, a cuestionar. Los sometemos a tantas exigencias, ¿los hicimos olvidar que también tienen derechos?

 

 

1 Comment

  • le falto escribir que esto sucede porque todo son comentarios de corrillo. (tambien la cocina mas grande)y el que quiere abanderarse de todo mira como sacar la tajada, la falta de humildad de algunos deportistas espanta a los posibles patrocinadores, el buscar como mejorar el rendimiento con metodos poco ortodoxos, la extorsion hacia los padres para incluir los hijos en grupo disque Elite. Todo eso da como resultado lo que estan viviendo en este momento. Chupen padres chismosos que no actuan sino solo mueven la lengua para demeritar los esfuerzos de los algunos.

Leave a comment