Dolor de tibiales, síndrome de patinador que puede prevenirse

Jul 12, 2013   //   by lyda.avila   //   noticias  //  3 Comments

Duván Degado Patinaje de Carreras ColombiaNo piense que las medias y las bandas para los tibiales son parte de la vida “normal” de un patinador. Aunque muchos lo hacen por moda a otros ese dolorcito insoportable en los tibiales los vuelve locos y puede terminar en lesiones graves que acaban con su vida deportiva. ¡Entonces tómelo en serio!

Esta NO pretende ser una guía médica. Aquí va a encontrar una serie de sugerencias que le ayuden a PREVENIR lesiones de tibiales y dolores insoportables que lo harán tirar los patines a la quinta porra.

Es ese dolorcito que ataca la parte interna y frontal de su pierna (entre la rodilla y el tobillo) después de la primera media hora de ponerse los patines. Puede que este dolor desaparezca un rato después de seguir patinando… pero regresará una vez usted ha terminado de patinar. En cada caso es diferente, pero, ‘quien lo vive es quien lo “goza”‘ y usted tendrá su propio drama y su propia historia.

Este dolor, tan típico entre patinadores de alto rendimiento, se localiza en la parte interior de la tibia, desde arriba del tobillo hasta justo debajo de la rodilla. Usted nota cierta sensibilidad en el borde externo de la tibia. Esto es causado por pequeños desgarres del músculo e inflamación de los ligamentos y músculos unidos a la tibia.

Otros deportes como el atletismo también presentan estos de dolores. ¡Claro! Por el tipo de movimientos que se realizan y las rotaciones que hacen los tendones y los músculos cuando se hacen actividades pesadas y fuertes. Esto pasa cuando usted ABUSA de sus músculos y no les da el estiramiento apropiado. Por ejemplo: Saltar con alta intensidad y no darle la oportunidad a sus músculos para compensar y recuperarse de ese esfuerzo. Gradas, saltos a sus compañeros, ejercicios de “off skating” por mencionar algunos.

Por si le suenan familiares, estas son algunas de las cosas que se ven en el mundo del patinaje que lo van a llevar directo y sin escalas al grado de “Dolor de espinillas, dolor de tibiales” y usualmente a una lesión:

  1. Aumentar el nivel de actividad demasiado rápido: Cuando usted está comenzando en el deporte y cuando como deportista de rendimiento aumenta el nivel de esfuerzo. Tenga cuidado. Sus músculos deben estar preparados para una nueva actividad o para un nuevo nivel de rendimiento. Si no es cuidadoso… sus tibiales no son lo único que se lesionará.  “Demasiado” rápido es NO respetar los procesos deportivos. Es aumentar cargas sin preparar al deportista, es no ver la capacidad de cada uno y exigir a todos sin tener en cuenta las diferencias. ¡Y las pistas de patinaje llenas de “cintas para los tibiales”!
  2. Tener pie plano, un arco demasiado pronunciado o demasiado alto. ¿Usted si ha detallado sus pies? Quizás si lo hiciera se podría hablar de PREVENIR, ya sabiendo que se es más propenso a cierto tipo de dolor… lesión.
  3. Falta de flexibilidad y/o debilidad de los músculos o tendones de esta parte de la pierna.
  4. Una mala técnica de patinaje: Quizás usted ejerce demasiada presión ya sea sobre los talones o en los dedos.
  5. Salidas y frenadas rápidas y repentinas que implican girar las piernas. Piense en las salidas para pruebas de velocidad, en las prácticas de ejercicios de habilidad y en su frenada favorita en T.
  6. Patines que no le quedan buenos:
  • Porque se los compraron demasiado grandes y con 8 años, podrá usarlos hasta los 15. Por supuesto los patines le quedan volando.
  • Porque ya cedieron y no le ofrecen soporte a su tobillo.
  • Porque el color era LINDO… pero no son los patines para su tipo de pie.
  • Porque le dijeron que esa era la marca que usaban todos… pero no es la marca para su pie.

El dolorcito de tibiales sin la debida atención se le puede complicar y convertir en algo crónico, por eso es mejor prevenir que lamentar. ¡No coma cuento que eso a punta de cinticas no le resuelven el problema! Una vez se lleva el músculo al extremo, no espere milagros. Haga los entrenamientos… y prevenga.

¿Y entonces qué puede hacer?

Cuando llega el dolor usted debe darle REPOSO a sus músculos. Es la única forma de permitir que los tejidos sanen. Esto puede tomarle un par de días o hasta un par de semanas. Algunas veces simplemente con reducir el nivel de actividad es suficiente para evitar el dolor.

¡Pare! Aunque pierda algunos días de entreno es preferible dejar que su cuerpo se recupere. De otra forma el “reposo” puede ser más “permanente”. :-s

El hielo ayuda a desinflamar y siempre será un gran alivio. Use hielito en sesiones de 20 minutos, entre 3 y 8 veces al día hasta que el dolor desaparezca. Algunos patinadores usan hielo antes de calentar y patinar, con excelentes resultados. Por ahí los expertos preparan hielo en los vasos de tinto y usan este hielo con esa forma (la del vasito de tinto) para masajear el área afectada.

En el tratamiento de este dolor en los tibiales la elevación de la pierna es bien importante. Cuando los tejidos están inflamados con fluidos, elevar la pierna, permite que la gravedad drene el fluído. Esto no solo reduce el dolor, si no que acelera la recuperación, ya que los tejidos inflamados se recuperan mucho más despacio. ¡Arriba… las patas!

¿Y los masajes? 

Un buen masaje siempre puede ayudar a aliviar el dolor. Pero tenga cuidado. Si se hace un masaje demasiado fuerte esto puede dañar mucho más los tejidos. Cuando no se sabe lo que se está haciendo… el masaje puede ser contraproducente.

¿Pero y cómo prevenir este dolor en las espinillas?

Este dolor tan típico en los patinadores puede PREVENIRSE. Entonces, ¿por qué no hacerlo? Si usted ya sabe que el tipo de deporte que practica puede exponerlo a ciertos riesgos, ¿por qué no prevenir?

  1. Antes de patinar, CALIENTE muy bien. Hacer estiramientos es una buena forma de calentar sus tibiales.
  2. Haga el ABCD gringo. Con los dedos de los pies trace en el aire las letras en mayúscula. Exagere el movimiento.
  3. Los estiramientos de pantorrilla también son importantes para prevenir los desgarres de tibiales.
  4. Su ejercicio y su deporte deben estar bien programados y planeados. El incremento de actividad o de nivel de esfuerzo debe ser GRADUAL.
  5. Si tiene problemas en sus pies, ¡présteles atención! Trate estos problemas y piense que en los patines estos problemas pueden traer consecuencias. Use plantillas apropiadas para este tipo de problemas. Y recuerde que entre tanto “experto” en las pistas, es mejor ir a un especialista (uno de verdad). ¡Para eso están! Vaya al podólogo. Con lo importantes que son los pies para un patinador… los podólogos deberían ser super importantes en este deporte.
  6. La flexibilidad es importante. Tendones y músculos flexibles toleran mejor las fuerzas que se aplican sobre ellos al patinar. Esto significa que usted tiene que calentar muy bien antes de patinar. También quiere decir que usted tiene que ser constante con los estiramientos de los músculos y tendones de la parte baja de la pierna, no solo cuando esté patinando.  ¡Sí! ¡Estiramientos! ¡Los que uno rara vez ve haciendo a los deportistas, porque no les gustan!
  7. Consulte a su médico a tiempo. Los diagnósticos ajenos, no aplican a su caso. Busque profesionales en los que usted confíe. Lo que le sirve a uno… no le sirve a todos.
  8. Las medias compresoras y las cintas son el camino cuando se ha dejado llegar el problema al extremo y el dolor es severo. ¡No espere llegar a este punto!

Los estiramientos son la clave para prevenir lesiones. ¡Y pensar que la mayoría de patinadores los evitan! Y padres y entrenadores preguntando, ¿ya estiró? Un deportista debe entender la importancia de los estiramientos y hacerlos antes y después de cada entrenamiento.

Algunos estiramientos sugeridos para PREVENIR los problemas de tibiales son:

  • De pie mirando a la pared. Un pie con los dedos apoyados contra la pared y el talón en el piso. El otro pie completamente apoyado en el piso. Descargue el peso del cuerpo sobre el pie que tiene contra la pared. Trate de apoyar el peso del cuerpo en ese pie y de presionar como si empujara la pared con la punta de sus dedos.

estiramientos patinaje de carreras para prevenir el dolor de tibiales

  • Con una pelota del tamaño de una de golf, masajee sus pies haciendo rodar la pelota contra el piso y moviéndola con la planta, en el arco del pie.

estiramientos patinaje para prevenir el dolor de tibialesestiramientos patinaje para prevenir el dolor de tibiales

  • Sentado en el piso. La espalda apoyada contra la pared. La punta de los dedos mirando al techo. Trate de llevar los dedos de sus pies hacia su pecho. Ejerza fuerza en ese sentido y manténgala por tanto tiempo como pueda.

estiramientos patinaje para prevenir el dolor de tibiales

 

  • De pie mirando a la pared apoye sus manos contra la pared. Un pie a la vez. Apoye la parte superior de los dedos contra el piso tratando de hacer fuerza hacia adelante. Doble el pie como tratando que el empeine toque el piso.

estiramientos patinaje para prevenir el dolor de tibiales

  • Camine en la punta de sus pies.

estiramientos patinaje para prevenir el dolor de tibiales

 

  • Camine sobre sus talones.

estiramientos patinaje para prevenir el dolor de tibiales

 

  • Sentado en el piso con la espalda recta. Con una correa, un cinturón o un lazo, usted puede halar la punta de su pie hacia su pecho y sostener por algunos segundos. Luego mueva la punta del pie hacia el lado contrario y vuelva a halar hacia su pecho. Es importante sentir el estiramiento en la pantorrilla.

estiramientos patinaje para prevenir el dolor de tibiales

estiramientos patinaje para prevenir el dolor de tibiales

Hacer los estiramientos. Pensar en su cuerpo. Prevenir los problemas. Eso es hacer deporte con responsabilidad. Siendo el patinaje de carreras su pasión, ¡pues estire y prevenga!

¡Porque todos los dolores, lesiones y problemas no tienen que parecer epidemia!

3 Comments

  • Un muy interesante articulo, muy bien documentado y sobre todo con muy buenos consejos para prevenir lesiones, ojala hubiera podido leerlo antes.

  • gracias!

    • Con gusto y recuerda que es mejor prevenir… que lamentar. 😉

Leave a comment