Un Reporte sobre Bebidas Energizantes: ¿Los problemas de salud que generan, superan sus beneficios?

Feb 21, 2013   //   by lyda.avila   //   noticias  //  No Comments

Esta es una traducción del artículo publicado el 8 de febrero en LivestrongNews Analysis: A Report on Energy Drinks. Do Health Issues Outweigh Any Benefits? (No es un artículo orginal, es una traducción.)

Screen shot 2013-02-21 at 1.06.05 PMPromesas de incrementar la energía y la concentración continúan incrementando la elevada venta de bebidas energizantes, que se venden en todas partes, desde supermercados, hasta tiendas de barrio y gimnasios.

Cada vez más, sin embargo, los profesionales de la salud están haciendo advertencias sobre esos productos y sus posibles efectos negativos, especialmente en gente joven.

“Hay tantas posibles consecuencias desconocidas de la cafeína y otros suplementes, algunos de los cuales no están regulados, que yo creo que el riesgo supera los beneficios” Meridan Zerner, Nutricionista registrada, Clínica Cooper, Dallas, Texas

LA DISCUSIÓN

Un reciente estudio indica un posible lado negativo de las bebidas energizantes. En el reporte del DAWN publicado en enero 10 de 2013, la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (Estados Unidos) notó que en un periodo de cinco años se duplicó el número de visitas a la sala de emergencias, asociadas con bebidas energizantes, de 10.068 en 2007 a 20.783 en el 2011. La mayoría de los casos involucran individuos entre los 18 y los 39 años.

Los fabricantes de bebidas energéticas populares han rechazado los hallazgos descritos en el reporte, producidos por el Sistema de Advertencia de Abuso de Drogas. Los profesionales de la salud insisten en tener precaución con el uso de bebidas energizantes, sin embargo destacan especiamente el peligro potencial de combinarlas con otras substancias o consumirlas bajo situaciones extremas.

De acuerdo con el reporte del DAWN, el 58% de las visitas a la sala de emergencias en el 2011 estuvieron asociadas al consumo de bebidas energizantes únicamente, mientras el 42% involucraba bebidas energizantes combinadas con alcohol, farmacéuticos, incluídos estimulantes del sistema nervioso central o drogas ilícitas.

Bebidas energéticas incluyen marcas como Red Bull y Monster, las cuales son altamente cafeinadas y se promocionan como una forma de incrementar la energía. Estas bebidas se diferencian de las bebidas deportivas, como Gatorade y Powerade, que tienen como sus ingredientes principales carbohidratos y electrolitos y están diseñadas para dar combustible a los músculos y para ayudar a mantener el cuerpo hidratado. La mayoría debidas deportivas no contienen cafeína, aunque un producto de Powerade la contiene: Powerade Fuel+.

Los profesionales de la salud están preocupados no solo por las altas cantidades de cafeína pero también de aditivos comunes, incluídos la taurina, Guaraná (Paullinia Cupana), la creatina y los suplementos a base de hierbas. Dichos aditivos por si mismos pueden contener cafeína o intensificar los efectos de la cafeína, y la mayoría no están regulados.

Un registro con información nutricional y de salud sobre bebidas energizantes publicado en el 2007 por la Universidad de California, División de Agricultura y Recursos Naturales indicó que la cafeína en la mayoría de las bebidas energéticas oscila entre los 72mg y los 150mg en envases de 8 a 12 onzas. Envases más grandes, añade el registro, pueden contener dos o tres porciones, aumentando el nivel de cafeína hasta 294mg en el envase completo. Bebidas más pequeñas, llamadas “tragos”, también pueden tener altas concentraciones de cafeína.

La Administración de Alimentos y Medicamentos reportó en noviembre del 2012 que en un periodo de 4 años había recibido reportes de 13 muertes citando la posible relación con los “tragos” de 5 horas de bebidas energizantes. En octubre del 2012 la agencia recibió cinco reportes de muertes que mencinaban el consumo de Monster Energy. Dichos reportes, sin embargo, no significan que hay un vínculo directo entre las bebidas y las muertes.

LA DEFENSA

Los fabricantes de muchas de esas bebidas energizantes han enfatizado que no hay prueba que sus bebidas sean responsables por lesiones o muertes.

En enero 16 del 2013, un comunicado de la Asociacón Americana de Bebidas dijo que los hallazgos del reporte DAWN indican que menos del dos centésima de un porcentaje de aproximadamente 136 millones de visitas a la sala de emergencia por año están vinculadas con las bebidas energizantes.

La compañía de bebidas Monster, fabricante de Monster Energy, dijo en una declaración que el reporte DAWN es “altamente engañoso” y no prueba que las bebidas son inseguras.

“Cualquier conexión causal entre el consumo de bebidas energizantes y las visitas a la sala de emergencias se ve considerablemente debilitada por la existencia de otros factores más probables de haber sido responsables de los problemas médicos de los pacientes, como farmacéuticos, alcohol o drogas ilegales,” dice el comunicado.

También afirmó que el reporte no refleja cuántas visitas a la sala de emergencias fueron resultado de consumir café en exceso y la forma como se compara con el consumo de bebidas energizantes.

La Asociación Americana de Bebidas, que representa a los fabricantes de bebidas no alcohólicas, dijo que no hay forma de saber todas las fuentes de cafeína ingeridas por los pacientes en la sala de emergencias.

La asociación además criticó el reporte por comparar la cantidad de cafeína en las bebidas energizantes con 5 onzas en una taza de café. El reporte afirma que 5 onzas de café usualmente contienen cerca de 100mg de cafeína, mientras la cantidad de cafeína en las bebidas energéticas pueden oscilar entre 80mg y 500mg.

“Usualmente las tazas de café contienen al menos 8 onzas,” afirma la asocación. “Además, la mayoría de bebidas energizantes convecionales contienen cerca de la mitad de cafeína de una taza de tamaño similar de un café de una tienda/cafetería.”

EL PUNTO DE VISTA DE LOS PROFESIONALES DE LA SALUD

La Dr. Jane Sadler, un médico de familia del Centro Médico de Baylor en Norte de Garland, en Garland, Texas, dijo que un problema con las bebidas energizantes es que frecuentemente se consumen en formas altamente concentras, en cortos periodos de tiempo y en formas no previstas por el fabricante.

Sadler, quien tiene un grado es tecnología del ejercicio, dijo que ella ha visto numerosos pacientes –la mayoría jóvenes, saludables, gente atlética– con síntomas como dolor en el pecho o presión sanguínea alta, después de usar bebidas energizantes, frecuentemente con otros estimulantes o con depresores como el alcohol. Un hombre de algo más de 20 –dijo ella– había tomado varias bebidas alcohólicas antes de ir a casa a trabajar en su computador y entonces tomó varios tragos de bebidas energizantes.

“Uno de los problemas que estas bebidas energizantes se beben tan rápido, frecuentemente con un estómago vacío, que actuan como un bolo,” dijo Sadler, refiriéndose a una alta cantidad de substancias médicas dadas en un corto periodo de tiempo para producir un efecto máximo. Esto puede afectar el cerebro y el cuerpo, dijo ella.

En casos extremos, convulsiones e incluso infarto del corazón han sido atribuidos al consumo de altas cantidades de cafeína.

“La gente necesita recordar que cuando usted hace ejercicio, frecuentemente se está forzando al corazón a sus límites,” dijo ella. “Cuando usted comienza a poner químicos que están además haciendo esforzar su corazón y su cuerpo, el resultado puede ser impredecible.”

La gente no tiene que esforzarse fisicamente para sufrir efectos negativos, dijo Sadler. Ella recordó dando atención médica a un hombre joven que se había quedado en un trancón dentro de su carro sin aire acondicionado en el calor sofocante de Texas: 37 grados C. Él había tomado varias bebidas energizantes tratando de combatir el calor.

Meridan Zerner, una nutricionista certificada de la Clínica de Cooper en Dallas, dijo que el problema principal con las bebidas hidratantes es que “muchas de ellas tienen una alta dosis de cafeína”. La Clínica Cooper recomienda que los adultos consuman menos de 200mg de cafeína al día.

“Mirando a los detalles del reporte DAWN, un buen número de las personas que van a la sala de emergencias son hombres jóvenes, y no hay información sobre cuál nivel de cafeína es seguro para la gente joven,” dijo Zerner.

“Hay tantas posibles consecuencias desconocidas de la cafeína y otros suplementos, algunos de los cuales no están regulados, que yo creo que el riesgo sobrepasa los beneficios,” dijo ella.

Las Bebidas Deportivas no son Bebidas Energizantes

Como una especialista en Nutrición, Meridan Zerner insta a los consumidores a educarse sobre lo que están consumiendo. “Pienso que es importante hacer clara una distinción entre bebidas deportivas y bebidas energizantes,” dijo ella.

Zerner, una nutricionista certificada de la Clínica Cooper en Dallas, está en desacuerdo con el término “energía” para describir bebidas envasadas o enlatadas que se supone incrementan su energía a través de la cafeína.

Toda la energía, dice ella, viene de los carbohidratos. La cafeína no solo no aporta energía real, pero además puede afectar negativamente el sueño, disminuyendo la energía.

Los principales ingredientes de bebidas deportivas, como el Gatorade, son bajas concentraciones de carbohidratos y electrolitos. Los carbohidratos son substancias como la glucosa, los polímeros de glucosa, sacarosa y fructosa. Los electrolitos incluyen sodio, potasio y magnesio.

Los carbohidratos alimentan los músculos, mientras los electrolitos reemplazan minerales perdidos al sudar.

El ingrediente principal de la mayoría de bebidas energizantes, sin embargo, es cafeína, que afecta el sistema nervioso central, diciéndole a su cerebro que mantenga su cuerpo activo a un alto ritmo.

Lea el artículo completo en inglés: NEWS ANALYSIS: A REPORT ON ENERGY DRINKS

Leave a comment