Guarne: el mundial de las emociones

Jan 10, 2011   //   by seanmartin   //   noticias  //  No Comments

Momentos conmovedores e inolvidables recuerdos

Algunas veces, hay momentos que son demasiado valiosos y emotivos para olvidarlos o dejarlos pasar sin mencionarlos. Hay momentos cuando los equipos se unen para celebrar y entonces hay momentos para recordar qué está pasando o qué ha pasado en el mundo real.

Chile nos trajo el último recuerdo, creando una nota para simbolizar la que enviaron sus 33 mineros, mientras estaban atrapados en la mina.
Ellos la entregaron durante el desfile para ser mostrada al público al rededor de la pista. Decía: “Chile dice, aquí estamos”. Ver esto le recordó a los espectadores que aunque no estábamos en el mundo real en ése momento, deberíamos recordar el mundo en el que vivimos y a aquellos que están teniendo pruebas difíciles en sus propias vidas.

Antes de llegar a mi historia, necesito crear cierto contexto:
En lo que fue quizás, la más controversial prueba de juveniles: 20.000 metros, Mario Valencia ganó una medalla de plata, pero para todos, debió haber sido la de oro. Mario estaba en la punta de la carrera en la última vuelta. Los patinadores colombianos estaban detrás de él y cuando lo pasaron lo apartaron hacia un lado de un empujón. Llegando a la recta final, Mario, los dos colombianos y Corea estaban en el remate de la carrera. Uno de los colombianos pensó que él había ganado la carrera, entonces paró y comenzó a celebrar, mucho antes de la línea final. Aparentemente él no se dio cuenta que Corea estaba cerca de él porque él continuaba celebrando, cuando Corea lo pasó y ganó la carrera. Mario llegó tercero por el empujón de los colombianos. Esto fue revisado y Colombia fue descalificada de la carrera, dándole a Mario la medalla de plata. De hecho esta carrera ha sido repetida una y otra vez en los medios colombianos. Está en la televisión, en Internet e incluso la vimos en los periódicos mientras caminábamos por Guarne hoy.

A pesar que la lluvia ha retrasado las carreras cada día, esto no detuvo a los americanos Erin Jackson y Will Bowen, para alcanzar medallas en sus carreras de 500 metros. Erin quien está haciendo una presencia inolvidable en la escena del equipo mundial de senior ganó una medalla de bronce y Bowen protagonizó una carrera intensa en donde fue capaz de mantenerse en punta toda la prueba y ganó la medalla de oro. Después, Joey Mantia reunió a sus compañeros de equipo para la ceremonia de premiación.

Mantia condujo a su equipo al centro de la pista para vitorear a Will mientras él se acercaba al pódium. Todos en línea marcando el camino por donde Will caminó al pódium, sus compañeros de equipo lo ovacionaron y saltaron por él. Pero no se detuvieron allí. El equipo se quedó en la pista todo el tiempo, bajo la lluvia mientras entonaban el himno nacional. Muchos de Ustedes no deben saber que en el mundial, no tocan los himnos completos de ningún país. Algunos son muy largos. Entonces mientras todos los miembros del equipo americano estaban parados allí los padres en las gradas continuaron cantando el himno hasta el final y nadie se movió mientras lo hicimos. No hubo anuncios y nadie se bajó del pódium. Cuando esto terminó y Will se fue de la pista el equipo estaba justo ahí sonriendo, ovacionándolo y mirándolo irse con su medalla. Entonces se tomaron su foto con los policías y los paramédicos que estaban cerca. Hubo tal admiración de los otros países por Will que después de la premiación él patinó enfrente del público lanzándoles su mascota afelpada, y sus flores, ambas parte de su premio por el primer lugar.

Aunque los relevos se pospusieron hasta el siguiente día, éste es un día que nunca olvidaremos. Sera recordado como el día en que unos adultos no tan comunes, llenaron de lágrimas los ojos de unos espectadores no tan comunes.

Artículo original en inglés.

Leave a comment